Radio Club de Carabineros de Chile

Boletín Radial del 26 de julio de 2017

mantenimiento electrico 2zzpq4altvuvrq3s1wflsa 17.08.2017. Mantenciones.

 

¿Quién más de alguna vez no ha escuchado las palabras mantención o mantenimiento? Si usted no conoce lo que esto significa, entonces preste mucha atención a lo que a continuación se da a conocer como definición de estos vocablos.

 

Mantenimiento o mantención es la conservación de una cosa en buen estado o en una situación determinada para evitar su degradación, como también es la acción de mantener a una persona proporcionándole el alimento y lo necesario para vivir.

 

El mantenimiento de la naturaleza es cosa de todos; los técnicos se encargan a diario del mantenimiento de las máquinas y es esto último lo que analizaremos a continuación.

En primer lugar, les puedo decir que todos los equipos, maquinas, instalaciones, herramientas, etc. En toda industria u organización, requieren necesariamente de una actividad de mantención, atendiendo la naturaleza misma del material de su fabricación.

 

Existe gran multitud de campos en los que el término puede ser aplicado, ya sea tanto para bienes físicos como virtuales. Así, es posible referirse al mantenimiento de una casa, de una obra de arte, de un vehículo, de un programa o conjunto de programas, de un sistema, etc. Y esta actividad suele ser llevada a cabo por especialistas en la materia.

 

Si nos situamos en el área en la que habitualmente practicamos nuestro hobby, puedo manifestarles que la tecnología de los sistemas de comunicaciones ha evolucionado constantemente, mejorando su calidad en forma permanente. Sin embargo, aun hoy en día sus equipos no están exentos de fallas.

 

Estas posibles fallas y la reducción de su ocurrencia, como también la vigilancia permanente de su buen funcionamiento, es objeto de grandes y constantes esfuerzos de las administraciones técnicas de empresas, instituciones y usuarios en general.

 

La solución a este problema es someter a estos equipos o instalaciones a la intervención periódica del hombre para garantizar que funcionen dentro de las normas y parámetros esenciales para la seguridad y confiabilidad de su operación.

 

Con la intervención del hombre aparece el concepto de mantenimiento, que podemos definirlo en forma generalizada como: “un conjunto de actividades sistemáticas y oportunas, destinadas a conservar maquinas, herramientas, equipos e instalaciones en condiciones tales que su eficiencia en los procesos de trabajo sea optima y constante y que las fallas como su tiempo de detección sean mínimas”

 

Tradicionalmente existen dos formas de llevar a la práctica lo anterior: una es programando las actividades de acuerdo a la vida útil de los equipos o aplicar una acción de mantenimiento después de producida una falla, clasificando para ello esta acción en mantenimiento preventivo y mantenimiento correctivo.

 

La distinción entre estas dos actividades radica en que el mantenimiento preventivo es generalmente previsible y por ende programable, mientras que el mantenimiento correctivo es imprevisible y por lo tanto sujeto en cierto modo al azar.

 

La tecnología actual, a pesar de sus avances, no permite fabricar equipos de manera que funcionen a prueba de fallas, por lo menos no en forma económicamente factible. Lo anterior significa que ocurrirán deterioros de sus componentes y que, para corregir y reparar estas deficiencias, y prevenirlas si es posible, es necesaria la intervención del hombre. Ahora, si esta intervención es planificada, estaremos aplicando el mantenimiento preventivo.

 

Este tipo de mantenimiento abarca todas aquellas actividades que se desarrollan en forma programada y periódica, a fin de mantener la confiabilidad y disponibilidad de las instalaciones y equipos más allá de su confiabilidad inherente y su objetivo principal es prever las fallas antes de que estas se produzcan.

 

La aplicación de estas actividades de mantenimiento, debe garantizar de que estas se realicen en el momento apropiado, de tal forma que afecten al mínimo el ritmo de funcionamiento de los equipos y que los riesgos de fallas imprevistas sean reducidos al máximo.  En todo caso es importante hacer notar que el mantenimiento preventivo no evita que se produzcan fallas imprevistas no detectadas en inspecciones preventivas o productos de deficiencias de carácter técnico, de operación o por defectos de material.

 

Cuando ocurre una falla imprevista y el técnico debe intervenir en una reparación de emergencia, estamos frente al origen del mantenimiento correctivo y que es el que se aplica después de producida la falla. Este tipo de mantenimiento está destinado a volver al dispositivo a un estado en que pueda realizar su función normal.

 

En el sentido amplio, la situación ideal existe cuando no es necesario efectuar este tipo de mantenimiento. Sin embargo, cuando existen factores como los descritos anteriormente, su aplicación será imprescindible para la continuidad del funcionamiento de los sistemas o equipos de comunicaciones.

 

Bueno amigos, esto es en esencia el significado del mantenimiento correctivo, un conjunto de actividades que complementan el mantenimiento preventivo, optimizando su eficacia.

 

En los sistemas de mantenimiento reales casi nunca se da el caso donde predominen completamente uno de los dos niveles de mantenimiento antes descritos, produciéndose en la práctica una combinación de estos con otros sub sistemas, tales como el mantenimiento modular, el mantenimiento integral y el mantenimiento reductivo, por ejemplo.

 

En el mantenimiento modular el deterioro de actuación de un equipo, unidad o modulo o su falla completa, se soluciona simplemente reemplazando el equipo, unidad o modulo completo.

 

Este sistema se aplica en unidades o instalaciones de alta complejidad, confiabilidad y disponibilidad que justifiquen el alto costo de mantener una cantidad considerable de unidades, módulos y equipos de reemplazo.

 

El mantenimiento integral se efectúa cuando el tipo de instalación a mantener no se presta al concepto de reemplazo de unidades y módulos o cuando el grado de disponibilidad o confiabilidad requerido es más bajo.

 

En este tipo de mantenimiento se realizan la mayoría de las verificaciones, reparaciones, actividades de mantenimiento preventivo y reemplazo de componentes discretos en las instalaciones, equipos o unidades.

 

El mantenimiento predictivo que está basado en la determinación del estado de la máquina en operación. El concepto se basa en que las máquinas darán un tipo de aviso antes de que fallen y este mantenimiento trata de percibir los síntomas para después tomar acciones.

 

Se trata de realizar ensayos no destructivos, como pueden ser análisis de desgaste de partículas, medida de vibraciones, medición de temperaturas, termografías, etc. El mantenimiento predictivo permite que se tomen decisiones antes de que ocurra el fallo: cambiar o reparar la maquina o equipo, detectar cambios anormales en las condiciones del equipo y subsanarlos, etc.

 

Hemos mencionado en varias oportunidades los vocablos confiabilidad y disponibilidad, que son conceptos fundamentales en las actividades de los diferentes niveles de mantenimiento y que encontraran en muchos manuales técnicos.

 

Los conceptos de confiabilidad y disponibilidad representan las características más sobresalientes que debe poseer cualquier sistema de radiocomunicaciones y sus índices cuantitativos inciden directamente en la condición de seguridad y eficiencia de estos sistemas.

 

La confiabilidad en un equipo, modulo o instalación de radiocomunicaciones, en nuestro caso, es la probabilidad de que esta funcione dentro de las tolerancias establecidas, durante un periodo de tiempo significativo y especificado. En general se toma un periodo de tiempo de 24 horas para calcular la confiabilidad.

 

El grado de confiabilidad aumenta conforme aumenta el “MTBF”, sigla en inglés de “tiempo medio entre fallas” que se define como el tiempo real de funcionamiento de una instalación o equipo, dividido por el número total de fallas ocurridas durante un periodo de tiempo.

 

Desde el punto de vista operacional debemos tener un “MTBF muy grande.

 

La disponibilidad de una instalación, equipo o componente, es la probabilidad que en un momento dado este operativo, es decir, que tenga continuidad y es expresada en un tanto por ciento del tiempo real de funcionamiento, en un tiempo de funcionamiento especificado.

 

Esto es importante porque proporciona una indicación del grado en que una instalación o equipo está a disposición de los usuarios.

 

Creo que, con lo anterior, usted está en condiciones de saber qué es una actividad de mantenimiento y la diferencia de un mantenimiento preventivo con un mantenimiento correctivo.

 

Bibliografía:

Mantenimiento, principios y práctica, de Benjamin S. Blanchard y E. Edward Lovery Mc.

Sistema mantención preventiva de las industrias, de Ing. Civil U. Católica Ernesto Gramsch Sanjines.

Redcapacitacion.com